Cómo convencí a mi madre para ayunar

Durante los últimos tiempos las investigaciones en el campo de la medicina han puesto el foco en el ayuno, al ser reconocido como una pieza clave en el mantenimiento de la salud y la forma física.

El ayuno intermitente ha sido un tema recurrente en decenas de libros sobre deporte y salud, pero, ¿qué pasa con el ayuno prolongado?

La investigación, pero sobretodo nuestra experiencia consigo misma nos llevó a la conclusión que se pretende compartir mediante este libro: El ayuno prolongado es la manera más eficaz de mantenerte sano y en forma, porqué es la manera en la que tu cuerpo está configurado para hacerlo.

Cuando comprendas cómo funciona tu cuerpo y porqué ha decidido hacerlo así verás que:

  • Dejarás de clasificar los alimentos en buenos-malos y empezarás a darle importancia al cómo y al cuándo comerlos.
  • Alcanzarás y mantendrás para siempre tu mejor física de manera sencilla, sin suplementos ni planes complicados y sintiéndote en plena forma durante el proceso.
  • Comprenderás los mecanismos y las causas que subyacen a tu apariencia física: desde la obesidad hasta la ganancia muscular.
  • Dejarás de estar cansado y aletargado y comenzarás a sentirte concentrado y lleno de energía.
  • Dedicarás tu tiempo a hacer las cosas que te gustan y dejarás de malgastarlo en prepararte menús de extrañas dietas o pasar horas haciendo ejercicio cardiovascular.

Esperamos que nos acompañéis en esta aventura mediante este primer libro. Está dividido en 9 partes, desde la visión narrativa del neolítico, hasta nuestra propia experiencia. En él, por ahora digital y en breves en papel, encontrarás las pautas de ingesta y ejercicio para lograr superar las barreras de tu vida partiendo de la explicación química y genética hasta la parte práctica.

 

Gracias,

A todos los científicos que han decidido convertir el ayuno en su campo de estudio sabiendo que no van a poder vender nada.

Gracias a Christian de Duve y Yoshinori Ohsumi, Premio Nobel de medicina 1974-2016, por su investigación sobre el ayuno y la autofagia.

A todos los visionarios que se atrevieron a pasar hambre.

Pero sobretodo, a todas aquellas personas que, durante años, una y otra vez han intentado sin éxito ponerse en forma, pensando que el problema era ellos mismos, gracias por dejarme compartir mi experiencia.