Híncale el diente a Valencia (dulce)

¿Quieres continuar conociendo la gastronomía Valenciana en forma de postres?

Agua de Valencia

  • Ingredientes:
    • 500 ml. zumo de naranja recién exprimido
    • 500 ml. cava (se recomienda semiseco)
    • 60 ml. ginebra
    • 60 ml. vodka
    • 3 cdas. azúcar
  • Preparación: En una jarra grande vierte primero el cava, la misma cantidad que de zumo. A continuación, vierte la ginebra, el vodka, y por último el azúcar. Remueve bien para que se integren todos los ingredientes. Enfría bien la mezcla en el frigorífico y sírvela copas con rodajas de naranja.

Buñuelos de calabaza

  • Ingredientes:
    • 800 g De calabaza cocida
    • 900 g De harina de trigo
    • 50 g De levadura de panadería
    • 1/2 Litro Litro de agua de la cocción de la calabaza
    • 1 Sobre de gasificante
    • 2 Litros Litros de aceite de oliva o de girasol
    • Al gusto Azúcar para acompañar o un buen chocolate a la taza.
  • Preparación: Cortar y pelar la calabaza en trozos, la cocemos cubierta de agua de 20 a 30 minutos, hasta que este bien tierna, se saca del agua escurriéndola y la aplastamos hasta hacerla puré, dejamos que enfríe hasta que este tibia, el agua de la cocción la reservamos. En el ½ litro del agua de la cocción que este tibia deshacemos la levadura. En un recipiente amplio ponemos la mitad de la harina y le añadimos el agua con la levadura y removemos con la mano hasta que este integrado, añadimos el puré de calabaza y seguimos hasta que este bien mezclado, le vamos añadiendo la harina restante poco a poco hasta obtener una masa que sea mas bien espesa, trabajamos la masa batiendo con la mano unos 5 minutos mas, añadimos el sobre de gasificante, mezclamos muy bien y reservamos la masa tapada con papel film o un paño en un lugar calido durante 30 a 40 minutos hasta que triplique su volumen. Ponemos aceite a calentar y vamos tomando porciones de la masa (ver video) y hacemos los buñuelos hasta que estén dorados, escurrimos en papel absorbente y listo para comer mojados en azúcar o con un buen chocolate a la taza caliente.

Horchata de Chufa

  • Ingredientes:
    • 250 g de chufas
    • 1/2 cm de piel de limón
    • 1/2 cucharadita de canela en polvo
    • 1,5 l de agua muy fría
  • Preparación: Empezamos hidratando las chufas el día antes. Las ponemos en un bol grande y las cubrimos con agua, que cambiaremos un par de veces. Al día siguiente, escurrimos las chufas y las echamos en el vaso de la Thermomix junto con el azúcar, el trocito de piel de limón y la canela. Trituramos durante 10 seg/vel 7-10. Con la espátula, bajamos los restos que haya en las paredes y volvemos a triturar otros 15 seg/vel 10. Añadimos agua hasta cubrir la mezcla y volvemos a mezclar durante 20 seg/vel 5-7-9. Añadimos el resto del agua y mezclamos 20 seg/vel 4, mientras sujetamos el cubilete para que no salga líquido. Colamos utilizando un colador de malla fina y apretamos bien la mezcla con la ayuda de una maza para escurrir bien el líquido. Ponemos la horchata en una jarra y la guardamos en la nevera para tomarla bien fría.

Coca de Llanda

  • Ingredientes:
    • 2 huevos
    • Ralladura de 1/2 limón
    • 80 ml de leche, 80 ml de aceite de girasol, 1/4 cucharadita de sal, 1/2 cucharadita de canela molida, 200 g de harina de trigo de repostería, 50 g de harina integral (de trigo o de espelta), 1 sobre de gasificante (azul y blanco), 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico o levadura química, azúcar para espolvorear.
  • Preparación: Precalentar el horno a 175º C y forrar con papel sulfurizado o engrasar con aceite y harina tamizada un molde rectangular o cuadrado. Si es más grande, saldrá más finita, si es más pequeño, más gordota. Colocar los huevos en un recipiente mediano, añadir el azúcar y la ralladura de limón. Batir con batidora de varillas a velocidad media, durante al menos dos o tres minutos, para que quede muy espeso. Añadir la leche -puede ser sin lactosa o vegetal-, el aceite, la sal y la canela, y batir un poco más. Incorporar la harina con las dos partes del gasificante y el bicarbonato, y batir a velocidad baja para incorporar. Terminar de mezclar con una espátula o lengüeta y verter en el molde, igualando la parte superior. Tapar con un paño limpio y esperar unos 10 minutos. Romper las burbujas más grandes que hayan salido a la superficie, espolvorear con azúcar al gusto -sed generosos, esa capita crujiente lo merece-, y llevar al horno. Hornear durante unos 30 minutos, vigilando que no se queme. Al pinchar el centro con un palillo debe salir limpio. Esperar un poco fuera del horno antes de desmoldar sobre una rejilla. Dejar enfriar por completo antes de cortar en porciones.

Coca de Mollas

  • Ingredientes:
    • 375 g de harina de fuerza (para la base)
    • 225 g aceite de oliva suave
    • 1/2 taza de cervezas
    • 1/2 TAZA aceite de oliva virgen (para las migas)
    • bastante sal
    • 300 g de harina de trigo (para las migas).
  • Preparación: Vamos a empezar con la masa de la base. Para ello tamizamos la harina (unas 3 tazas) con una cucharita de sal y lo ponemos en un bol. Hacemos un hueco en el centro y vamos vertiendo el aceite de oliva. Removemos bien con un cucharón o espátula. Si lo prefieres puedes usar una batidora amasadora. Una vez tenemos una masa homogénea ponemos la cerveza y seguimos amasando unos 10 minutos. Puedes ponerle más o menos sal, eso va al gusto. Ponemos papel de hornear en una bandeja del horno y lo espolvoreamos con harina (puedes ayudarte de un pincel). Ahora extendemos la masa sobre el papel. Debería ser un rectángulo para aprovechar al máximo el espacio. Ponemos el horno a precalentar a 200ºC con la función arriba-abajo. Mientras el horno se pone a punto prepararemos las mollitas. Para ello mezclamos 300 g de Harina tamizada, junto con el aceite de oliva virgen extra y un par de pellizcos de sal. En este punto te diré que yo prefiero que la mollita esté más salada que la base, así que controla la proporción de sal base/mollitas. Vamos mezclándolo todo con una espátula. Después lo pasamos a un recipiente de plástico que se pueda tapar, y agitamos el contenido como si de unas maracas se tratase. Se irán formando bolitas y pegotitos de harina (esas son nuestras mollitas). Ahora las extendemos por encima de la masa. Ya tenemos la coca lista para meter al horno, pero antes vamos a cortarla en porciones rectangulares. Lo hacemos antes porque la base de la coca es durita y las migas están sueltas sobre ella. Si intentamos cortarla con la coca hecha se nos destrozará entera. La dejamos en el horno durante al menos 20 minutos y vamos controlando que las miguitas de arriba se vayan poniendo doradas, y no marroncitas. Sacamos del horno y la dejamos enfriar en la bandeja durante 5 minutos. Luego la vamos pasando en porciones a la rejilla para que se enfríe del todo.

Toña

  • Ingredientes:
    • 500gr de harina de fuerza o gran fuerza
    • 2 huevos medianos
    • ralladura de 1 limón pequeño
    • 50ml de aceite de girasol u oliva virgen extra (elegimos éste último)
    • 150ml de leche entera tibia
    • 20gr de levadura fresca y una pizca de sal.
    • Opcional, 1 cucharada de agua de azahar. Para decorar azúcar y agua, opcional 1 huevo.
  • Preparación: Lo primero que haremos será mezclar todos los ingredientes en la encimera o si tenéis máquina amasadora, en el vaso amasador. Una vez bien integrados todos los ingredientes, vamos con el amasado fuerte. Al ser harina de fuerza éste debe de ser mayor que con harinas panaderas con menor contenido en gluten. Para ello, y ya sí en la encimera, vamos plegando, estirando y recogiendo una masa muy pegajosa pero que al cabo de unos 20 minutos se desprende por fin de las manos y de la encimera. Una vez hemos acabado, haremos una bola y dejaremos que leude en el propio vaso batidor unas 4-5 horas bien tapada. Al cabo de este rato, la sacaremos y la desinflaremos con un suave amasado sobre la encimera. La dejaremos en el centro de la bandeja que meteremos posteriormente en el horno, sobre papel sulfurizado y bien tapada. El reposo debe de ser menor, como una hora y media. Si decidís ponerle un huevo, hundirlo en la mona y lo podéis sujetar con unas tiras de masa que previamente habréis cogido. Encendemos el horno, la pintamos con huevo batido y la decoramos con azúcar humedecido. También se puede utilizar azúcar normal espolvoreado o ambos, como hicimos nosotros. En el horno la meteremos 45-50 minutos a 180º calor arriba y abajo, sin ventilación. Aunque su aspecto ha de ser ‘quemado’, no debemos pasarnos, así que cuando tome el color que veis a continuación, cubrimos con un papel de aluminio. Si por cosas del horno a las tres cuartas partes de tiempo no ha dorado, ponerle el ventilador y acabar con él. Por último, calculamos que si hacéis toñas individuales, el tiempo se reduce más o menos a la mitad, pero con ventilador los últimos 10 minutos, aunque esto último ya os hemos comentado que tenemos que probarlo.

Almoixàvena o Monjavina

  • Ingredientes:
    • 200 ml vaso de agua
    • 100 ml de aceite de girasol
    • 160 g de harina
    • 1 pellizco de sal
    • 4 huevos
    • 40 g de manteca de cerdo (opcional)
    • Azúcar y canela para espolvorear.
  • Preparación: Empezamos poniendo al fuego un cazo con el agua y el aceite. Cuando empiece a hervir, volcamos de golpe la harina y el pellizco de sal, removiendo rápidamente hasta que la masa se despegue del cazo. Apartamos del fuego y reservamos para que se enfríe ligeramente. Una vez esté tibia la masa, vamos añadiendo los huevos, de uno en uno y removiendo bien cada vez. Nos quedará una masa lisa y brillante. Forramos una bandeja con papel de hornear y repartimos la masa sobre ella, ayudándonos con una espátula para que quede una capa lo más fina posible. Si hemos decidido usar la manteca de cerdo, la distribuimos sobre la masa en trocitos pequeños, yo no le puse. Espolvoreamos generosamente con azúcar y canela, previamente mezclados en un vaso y cocemos a horno precalentado a 200ºC durante 20-25 minutos o hasta que la superficie quede irregular y bien dorada.

Orelletes del Maestrat

  • Ingredientes: 6 Huevos. Aceite de oliva. Anís. Harina de trigo.
  • Preparación: Cogemos un huevo y lo abrimos con cuidado por la parte de arriba sin romperlo, como si fuéramos a mojar pan. Vaciamos el huevo crudo en un bol. La cascara nos servirá como antiguamente se hacía, para saber las medida en los ingredientes. Llenaremos pues, la cascara del huevo con aceite de oliva y lo echaremos al bol. Ahora media cascara de anís dulce y empezamos removiendo con la mano sin batir. Poco a poco, y sin dejar de remover, alguien nos tendrá que ayudar a ir rompiendo uno a uno el resto de los huevos, hasta conseguir que todo quede ligado. Ahora vamos poniendo harina que cogemos en un puñado y vamos soltando poco a poco para que se vaya integrando con la mezcla. No hemos dejado de remover la mezcla. Cuando veamos que ha cogido consistencia y ya podamos trabajarla, lo volcamos sobre la mesa o el mármol enharinando y vamos a amasar. Cuando veamos que esta la pasta buena, terminaremos untándonos las manos con aceite de oliva integrando la masa, extendiéndola y recogiéndola para terminar nuevamente amasando. Ahora haremos bolitas del tamaño de una nuez. Una caña de cañar pelada, será nuestra aliada, para aplanar las bolitas y dejarlas finas y redondas como si de una coca de maíz se tratara, pero todo lo fina que podamos. Para ello, iremos aplanando con la caña sobre un papel de horno, para ayudarnos después a recogerla y echarla en el aceite. Aceite que ya tendremos en una sartén calentándose. Aceite bien caliente, echamos una y con la misma caña (hay quien se ayuda con dos) pinchamos en el centro y le damos vueltas para que se plieguen mientras se fríen y adquieran la forma de oreja. Le damos la vuelta y ya tendremos nuestra primera “orelleta” hecha. Así una a una hasta terminar con todas.