Tetas

Dolor, dolor y mas dolor. La mejor definición es Lego y pezones como timbres. Expulsar anestesia de las peores formas posibles y olvidarse de dormir.

¿Cómo?:

  • Axila: es la mejor zona para ocultar posibles cicatrices, sin embargo, hay que valorar que este corte hace más complicada la colocación correcta del implante, así como controlar el volumen del bolsillo en el que se inserta. Esta técnica no es válida para prótesis anatómicas.
  • Semicírculo inferior de la areola: igualmente es una buena opción para ocultar marcas. Su mayor inconveniente es que durante el proceso es necesario cortar tejidos de la glándula mamaria y los conductos encargados de transportar la leche materna.
  • Pliegue mamario: este es, sin duda, el corte más saludable, ya que permite tener un acceso directo para introducir la prótesis en cualquiera de las posiciones que se quiera. Sin embargo, aunque mínimamente, la cicatriz es más visible.

¿Dónde?:

  • Delante del músculo pectoral: la prótesis se marca más, de forma que la mama se abulta. Este posición no está recomendada en mujeres muy delgadas.
  • Detrás del músculo pectoral: no produce el efecto anterior, pero es desaconsejable en mujeres que practiquen deporte, pues al contraerse el músculo ejercerá presión en la prótesis.
  • Delante del músculo pectoral, pero debajo de la fascia: así la el implante estará más sujeto.

¿Tipos?:

  • Prótesis mamarias de Gel Cohesivo de silicona: tiene como principal ventaja que en casos de pequeñas roturas el gel se mantiene en su lugar, continúa cohesionado y no se sale fuera de la prótesis. Tienen una duración muy elevada y sólo se recomienda una revisión anual para comprobar mediante una resonancia magnética que están en perfecto estado. Son las que ofrecen un resultado más natural al tacto. Son muy resistentes y apenas existe riesgo de rotura o fuga, es insignificante (del 0,01% según algunos estudios) y prácticamente no se deforman con el transcurso del tiempo. Incluso en los casos de rotura por algún traumatismo (p.e.accidente de coche) no supone riesgo alguno para la salud. Actualmente no existen casos de micro trasudación a través del revestimiento con lo que ya apenas existen casos de inflamación crónica que provocaban las antiguas prótesis y casi han desaparecido los casos de rechazo o contractura capsular. Pueden ser de alta cohesión o de cohesión normal.
  • Prótesis de mama de Suero Fisiológico: tiene como principal ventaja la pequeña incisión que necesita para ser colocada ya que se introducen vacías y se rellenan dentro del pecho. También es importante destacar que en caso de rotura o desgaste del implante, el posible escape de suero se reabsorbe sin problemas por el organismo. Como inconvenientes presentan una mayor tasa de escapes o roturas, una mayor dureza al tocarlas y a veces producen sensaciones internas en el pecho (calor o frío) ya que se calientan o enfrían más lentamente que el pecho.Recubrimiento o revestimiento: Es la parte exterior de la prótesis que forma una bolsa donde se deposita el gel o el suero y que normalmente está formadas por láminas de silicona o de poliuretano. Ambas ofrecen un muy buen resultado.

¿Lisa o rugosa?

  • Cada cirujano debe decidir cuál es la más adecuada en cada operación de aumento de pecho pero parece que existe cierta tendencia generalizada en optar por las lisas cuando el implante se sitúa debajo del músculo y por las rugosas si se decide colocarlas por encima del músculo y pero debajo de la glándula. Esta elección no es arbitraria ya que las primeras prótesis de silicona que se implantaron fueron de superficie lisa colocadas debajo de la glándula y provocaron un elevado número de contracturas capsulares.
  • Las investigaciones demostraron que las de superficie rugosa que se colocaban debajo del músculo redujeron sustancialmente este problema. Aparecieron otras contraindicaciones pero en mucha menor medida, principalmente en los casos en los que las prótesis se movían hacia arriba ya que al ser rugosas se adherían al pecho y era muy difícil hacerlas descender de nuevo.
  • Para evitar este problema se recomienda no realizar masajes en el pecho hasta que queden firmes.

¿Forma?

  • Existen dos tipos de prótesis mamarias o de mama en función de su forma, las redondas y las anatómicas.
  • Las prótesis redondas se suelen utilizar cuando se elige un aumento de pecho o mama de mayor volumen que suelen tener un objetivo estético. Están compuestas por un gel cohesivo menos denso gracias al cual pueden variar su forma al modificar la postura ya que la fuerza de la gravedad logra que el gel se concentre en la parte inferior, es decir, cambia con los movimientos de la paciente al igual que un pecho natural. Si la paciente está de pie el gel se acumula en la parte inferior. Logran un aspecto muy natural. Existen numerosos modelos con esta forma lo que permite encontrar uno que se adapte a las necesidades de cada paciente.
  • Las prótesis anatómicas tienen un aspecto algo menos natural ya que el gel del que están compuestas es más denso, con mayor rigidez y no cambia su forma si se modifica la postura. Las más antiguas incluso tenían la forma redonda en la parte superior del pecho aunque las actuales ya tienen forma de gota de agua (más estrecha arriba) y logran un resultado más natural.

¿Cuál es su duración? ¿Cuándo deben cambiarse las prótesis de mama?

  • La única recomendación existente es la necesidad de realizar un seguimiento del estado de conservación de la prótesis, en especial, a partir de los diez años. Los actuales modelos rellenos de gel cohesivo no deben reemplazarse en ninguna fecha determinada y su duración supera ampliamente los diez años. Algunos de ellos son prótesis con varias capas (tecnología multicapa) y con gel cohesivo o ultracohesivo con garantía del fabricante de por vida contra posibles roturas.

Mamografías

  • No existe ningún tipo de contraindicación o efecto secundario respecto a las mamografías e incluso en los casos de que la prótesis se haya colocado debajo del músculo se facilita mucho esta prueba salvo el caso de que se de alguna complicación, como la rotura de un implante, en cuyo caso no es una prueba recomendable.

Rotura de la prótesis mamarias

  • Los modelos actuales han reducido casi a cero el riesgo de formación de siliconomas que es la capa que genera el pecho alrededor de las gotas de silicona que han sido objeto de un derrame o fuga. Pero deben cambiarse en caso de rotura para evitar el riesgo de infecciones, inflamaciones o contractura capsular. La rotura de prótesis es poco habitual hoy en día.

Cáncer de mama y prótesis

  • No existe ninguna evidencia científica que permita asociar el cáncer de mama con la colocación de implantes. Incluso en los casos de aparición de esta enfermedad en mujeres con implantes no supone, en ningún caso, que la enfermedad tenga un avance más rápido, ni tiene peor tratamiento que en una mama no operada. Prueba evidente de su ausencia de riesgo es que se utilizan para reconstruir las mamas tras una mastectomía.

Lactancia y prótesis de mama

  • La futura lactancia es una de las grandes preocupaciones de las mujeres que se operan a edad temprana y que desean tener hijos en el futuro. Normalmente la intervención respeta los conductos por los que circula la leche materna por lo que la lactancia no se afecta ni en cantidad ni en calidad. No hay peligro de contaminación de la leche ni riesgos similares. No obstante, debe advertirse al cirujano de la voluntad de ser madre en el futuro para que extreme el cuidado durante la operación. En algunos casos una defectuosa intervención sí puede impedir dar el pecho en el futuro, aunque no es frecuente este peligro.

¿Cuánto tarda la recuperación tras la operación?

  • Los primeros dos o tres días la paciente siente diversas molestias que no llegan a ser dolorosas como picores en el pezón si la intervención ha sido desde la areola, sequedad en la piel y la sensación de tener un cuerpo extraño dentro de su cuerpo. Esa sensación va desapareciendo en unos 10 días hasta la total y completa adaptación. A partir de las 48 horas la paciente ya podrá ducharse, utilizar cremas hidratantes para eliminar la sensación de sequedad en la piel y volver a realizar una vida normal salvo esfuerzos físicos intensos. Los puntos de la operación se reabsorben solos. Durante 30 días se aconseja evitar los rayos solares. El pecho tendrá buen aspecto aunque pueden permanecer pequeñas inflamaciones que pueden tardar varios meses en desaparecer. Si la intervención se ha realizado desde la areola, el pezón puede sufrir una falta de sensibilidad que puede durar varios meses. Para reducir todos estos síntomas el cirujano receta analgésicos, antiinflamatorios y antibióticos. La incorporación al trabajo tras la correspondiente baja laboral suele oscilar entre 7 y 15 días dependiendo del tipo de prótesis de mama o mamarias y de la evolución de cada paciente.

Contractura capsular

  • La contractura capsular tiene su causa en la formación de una cicatriz alrededor del implante que puede llegar a apretarla con distinta intensidad. No es frecuente su riesgo gracias a los nuevos modelos de prótesis. Durante muchos años ha sido el gran problema de las operaciones de aumento de pecho pero al ser una intervención que se viene realizando desde los años sesenta y tras millones de implantes se ha producido un enorme avance tanto en las técnicas quirúrgicas como en los materiales utilizados en las prótesis que han reducido de una manera muy importante el peligro de que se dé este problema.

¿Cuánto tiempo estaré hospitalizada?

  • Normalmente tras la intervención se suele mantener la hospitalización durante 24/36 horas para una correcta observación de la evolución de la paciente aunque no son necesarios cuidados médicos especiales durante ese periodo.

¿Las cicatrices serán visibles?

  • Las incisiones o cortes son realmente pequeñas, de apenas unos centímetros. Cuando la técnica elegida para introducir el implante es desde la areola la cicatriz se sitúa en el límite entre el pezón y la piel de la mama, justo en el cambio de tono o color. En los primeros tres meses queda una pequeña línea rojiza que poco se tornará blanca hasta quedar prácticamente invisible. Hasta ese momento debe evitarse la exposición directa al sol, aplicarse crema de protección total y usar la parte superior del biquini. Si la introducción de la prótesis mamaria es a través de la axila o debajo del surco mamario, la cicatriz resultante quedará oculta por el brazo o el propio pecho.

¿Cuándo podré lucir el resultado definitivo?

  • Los resultados son inmediatos y muy evidentes tras finalizar la operación pero el pecho estará levemente hinchado durante el primer mes como si tuviese una talla más. Pasados un par de meses desaparece toda la inflamación y se podrá lucir el resultado definitivo.

¿Tamaño? Busca una clínica que te haga una intervención digital de tu pecho actual y un posible resultado, aunque lo primero que te dirán es que cada chica es un mundo.

¿Precio: Va tontos, era lo único que os interesaba. Desde 4000€ > 10.000€

Comments

comments