“Mujer tenía que ser”

 

  • Mujer tenías que ser.
  • Tendrás la regla.
  • Mira cómo va vestida.
  • No deberías de ir sola.
  • No está mal… para ser una chica.
  • Las señoritas no se comportan así.
  • Tienes que ser más educada.
  • Que poco delicada.
  • Hablas como una barriobajera.
  • No si aún querréis días de ‘enfermedad’ para cuando tenéis la regla.
  • Es que al final no se os puede decir nada.
  • ¿Lesbiana? si hubiera probado una buena po***.
  • No te contesto porque eres chica.

Mujeres asesinadas, denuncias por maltrato, paro superior en mujeres que en hombres, desigualdad salarial, franja de contratación por maternidad, entre muchos, son los temas a tratar en la huelga, prensa y conversaciones de cafetería durante los últimos meses.

Yo nací en 1991.

No sé cómo era el mundo antes, se cómo he vivido yo los años de mi vida. En mi familia no me han tratado diferente por tener vagina, ni en el colegio, ni en mis amistades.

Cuando leo el Díptico de CCOO y UGT respecto a la huelga convocada el día 8-03 me pregunto en qué clase de país vivo, y qué oportunidades como mujer tengo.

Yo, según la ley española, soy mujer maltratada, al no prescribir las denuncias de maltrato de genero. Yo pude aprovecharme de todas las ventajas (sigue leyendo por favor) que brinda el estado español a las mujeres maltratadas, sin embargo, no lo hice, de hecho, hasta llegamos a un pacto, ¿por qué?, mi planteamiento fue fácil: ¿A qué precio existen hoy esas leyes?¿Cuántas mujeres han tenido que sufrir para que todas tengamos dichos beneficios?. Jamás me lo podría haber perdonado.



Yo, que llevo trabajando desde los 14 años, solo he tenido dos jefas en mi vida laboral. Yo he sufrido la brecha salarial, y sigo trabajando día a día para no oír excusas que justifiquen mi franja salarial y que solo mi trabajo, mis objetivos cumplidos y mi productividad puedan justificarlo.

Intento entender porque este país, un país rico en muchas cosas, no logra pasar página en ciertos temas culturales. Además, cuando veo qué clase de soluciones se proponen, más que tranquilizarme, me preocupa todavía más el presente y futuro que nos espera.

  • Berrearte por la calle no es agradable, y salvo que la persona te haya hecho entender que no tiene ningún problema con que le berrees, no deberías hacerlo.
  • Si una persona esta tan borracha que cualquier persona con dos dedos de frente consideraría que no puede tomar decisiones propias, no las tomes tú por esa persona.
  • Si una persona te dice no, significa no.
  • Si una persona te dice sí, y después de unos instantes, te dice no, significa no.
  • Si una persona decide tener 100 parejas sexuales en una semana, es problema de esa persona y sus parejas sexuales.
  • Juzgar a una mujer por su vestimenta, y hablo desde un pañuelo hasta una falda corta, es doble machista, primero por considerar que se viste así para gustar a un hombre, segundo por no considerarla lo suficiente independiente como para tomar sus propias decisiones.
  • Considerar que las decisiones tomadas bajo coacción son decisiones limpias y puras, es una falta de respeto.
  • Utilizar adjetivos del tipo ‘nenaza’ para menospreciar a una persona, es machista por dos, uno por considerar que ser una nenaza es algo negativo, la segunda por utilizar el sexo femenino para ofender a una persona.
  • Considerar que la única forma en la que una mujer puede ascender laboralmente es por acostarse con un hombre o por ser una ‘malfollada’ es doble machista, una por considerar que una mujer no puede ascender por sus propias aspiraciones, segunda por criticar su forma de ser, trabajar y gestionar por el tipo de sus genitales.
  • Considerar que la violencia de género solo debe existir del hombre hacia la mujer, es doble machista, uno por considerar que la mujer es débil y por ello no puede maltratar a un hombre, la segunda por considerar que solo una mujer es tan débil como para ser maltratada.
  • Considerar que una mujer debe tener más privilegios que un hombre en el mundo laboral es doble machista, uno por considerar que solo con estas medidas se lograría que una mujer esté por encima del hombre, y otra por considerar a una mujer tan débil que no puede lograr objetivos por si misma.
  • A diario las personas hacen denuncias falsas, sobre absolutamente todo, pero parece que solo interesa las de maltrato de género; hacer prensa negativa o poner en tela de juicio cada denuncia de género que hace más ruido de lo normal, me parece cuanto apenas, una falta de respeto hacia el todas aquellas personas que han tenido el valor de llegar a una comisaría a exponer su situación.
  • Considerar una huelga que reivindica la situación de la mujer en este país, solo deban acudir mujeres, es machista por considerar que esta situación solo afecta a las mujeres.
  • Asociar el color rosa a el sexo femenino, es doble machista, una por considerar que el rosa es un color de chicas, segundo por considerar que, en caso de que eso fuera cierto, eso algo negativo.


Mientras escribo estas palabras, busco sinónimos para “escandalizar”

  • alborotar, vocear, gritar, vociferar.
  • asombrar, provocar, trastornar, molestar, ofender, incomodar.
  • irritarse, enojarse

Todo eso, me produce cada vez que siento que ser feminista significa odiar, menos preciar, ridiculizar al sexo contrario. Yo no quiero tener una plaza reservada por ser mujer, yo no quiero tener más derechos que nadie, yo quiero ser una persona a la cual se le valore por sus principios, inteligencia y valores, no por sus genitales.



Por lo que, me permito el lujo de compartir un decálogo que creo que identifica el movimiento femenista y por lo que deberíamos de luchar todos.

  1. “Feminismo es creer en que hombres y mujeres deben tener los mismos derechos e igualdad de oportunidades”.
  2. “Ningún país en el mundo puede decir todavía que ha alcanzado la igualdad de géneros”
  3. “Lo correcto es que las mujeres cobren lo mismo que sus compañero masculinos”.
  4. “El feminismo no es algo para convencerte de que la igualdad de géneros es algo a lo que apuntarse porque puedes sacar algo de ello, o para tu hermana o para tu madre. La pregunta es ¿Por qué es bueno para toda la Humanidad?”.
  5. “El feminismo no está aquí para imponer nada a nadie. No es presciptivo, no es dogmático. Lo único que queremos es darte una opción”.
  6. “Si le pregunto a un chaval qué superhéroe admira, muy pocos me dirán una mujer, lo cual es una vergüenza. Necesitamos vivir en una cultura que valorice, respete, admire e idealice a la mujer tanto como al hombre”.
  7. “No veo qué tienen que ver mis tetas o mi vagina con el feminismo, esto nos afecta a todos”.

 

Y lo siento, pero hoy si has leído hasta el final del artículo, no hay gif gracioso.

Comments

comments