Berlín ¿gratis?

Ay virgensita de guadalupe. Qué viaje.

Empezaré listando lo que no me ha gustado:

  1. Los berlineses.

 

Ahora sí,

  • Dormí en un apartamento de Airbnb : Airbnb ¿Sabes qué es Airbnb? Una página web que conecta particulares entre si para poder hospedarte en sus domicilios, con o sin los propietarios presentes.
    • Para ser más concretos dormí en este por 130€
  • Mi ruta (¡Cuidado, yo hice al rededor de 30km dirarios andando): Mymaps
  • ¡Recuerda coger tu carnet de estudiante! Y si eres estudiante internacional, mejor que mejor.

Para los que queréis un poco más de chicha:

No os voy a mentir, el metro valía al rededor de 2,6€ el trayecto, más barato si cogéis el vale del día. Sin embargo, cuando entréis en el metro veréis que no hay tornos para pasar, por lo que cualquier español medio (aka yo) entra sin pagar, pese a los posible 40-60€ de multa por viajar sin billete.

Cuando llegues a la puerta de Branderburgo ( lo cual te recomiendo sea tu primera parada en Berlín) verás a un par de chicos que te harán un tour por el centro de Berlín gratis (solo la voluntad) con ellos, podrás conocer los principales monumentos del centro de Berlín así como la historia de los mismos.

Sin embargo, verás que en internet, reservando con anterioridad, podéis contrartar ( también 0€) diferentes tours : Newtourberlin / Tourgratis.

O bien tours más genéricos : Freetour

Estos tours normalmente tienen las siguientes paradas:

  • Puerta de Branderburgo
  • Monumento al holocausto
  • Línea divisoria de Berlín
  • Pariser Platz
  • Historia del Búnker de Hitler
  • Luftwaffe HQ
  • El Muro de Berlin
  • Ex Cuarteles de la SS
  • Checkpoint Charlie
  • El Mercado de los Gendarmes (Gendarmenmarkt)
  • Torre de TV

¿Quieres ir al campo de concentración de Sachsenhausen? Bueno, aquí te dejo un tour gratis

Comenzó a funcionar el 12 de julio de 1936, cuando las SS transfirieron 50 prisioneros desde el campo de Esterwegen. En una primera fase, el campo de Sachsenhausen fue destinado principalmente a prisioneros políticos, pero desde 1938 fueron llevados allí miles de judíos, desde 1940 miles de polacos y desde 1941 miles de militares soviéticos, 18.000 de los cuales fueron fusilados. Los primeros años de Sachsenhausen fueron de concentración, no un campo de aniquilación.

Durante la guerra Sachsenhausen se expandió en un sistema de trabajo forzado en 60 subcampos, concentrados alrededor de las industrias de armamento, que utilizaba la mano de obra gratuita de los prisioneros, en la región de Berlín. Uno de los campos satélites fue el de Schwarzheide (al sur de Brandemburgo), donde los prisioneros esclavos construyeron bunkers para los alemanes que trabajaban para la Brabag (Braunkohlen Benzin AG).1​

Monumento en memoria del prisionero.
Los presos también fueron sometidos a experimentos médicos. En enero de 1945 había más de 65.000 prisioneros en Sachsenhausen, incluyendo a más de 13.000 mujeres. Los archivos registraron la entrada 140.000 prisioneros durante el tiempo que funcionó el campo y reconocieron la ejecución o muerte de 30.000 prisioneros, pero en esta cifra no se incluían a miles prisioneros de guerra fusilados apenas llegaban.

En este campo de concentración fueron detenidos también varios cientos de exiliados republicanos españoles, entre los que destaca Francisco Largo Caballero.

Antes de su inminente derrota, los nazis ordenaron trasladar a los prisioneros. Las SS dispararon contra todos aquellos incapaces de caminar. Las tropas soviéticas liberaron a los supervivientes el 2 de mayo de 1945, cerca de la ciudad de Schwerin.

La verdad es que merece la pena la visita, campo de concentración y exterminio a unos 20 minutos de berlín. El aire que se respira es… diferente, sin duda.

¿Qué puedes ver por la calle… sin pagar?

  • Memorial a los caidos: Edificado en las cercanías de la Puerta de Brandenburgo entre los años 2003 y 2005, el monumento en memoria de los judíos asesinados en Europa pretende enfrentarse a la noción de monumento en sí misma. La traducción literal del nombre alemán es “Monumento memorial a los judíos asesinados en Europa”.Se trata de una cuadrícula formada por 2.711 bloques de hormigón de diferentes alturas, que permite que los visitantes elijan su camino de entrada y salida.
  • Mercadillo de Mauerpark: No pasaréis hambre en vuestra visita al mercadillo del Mauerpark. Hay suficiente oferta gastronómica: un par de biergartens donde comer salchichas, codillos o arenques a la brasa, pasando por puestos de comida rápida -hamburguesas y demás- pasando por coloridos puestos de comida turca o, incluso, kurda -nosotros comimos unos bocadillos hechos en el acto por una anciana kurda que estaban deliciosos.
  • Memorial of the wall: Junto a la antigua línea fronteriza de la Bernauer Straße se encuentra un trozo de muro con la línea fronteriza y una torre de vigilancia. La instalación muestra cómo se construían las instalaciones fronterizas y permite formarnos una impresión duradera de la construcción que una vez dividió a un país.
  • Reichstag: ¡Recordad reservar para poder entrar! El edificio del Reichstag (en alemán Acerca de este sonido Reichstagsgebäude (?·i), abreviado Acerca de este sonido Reichstag (?·i)) se encuentra en el barrio del Tiergarten, en el distrito Mitte de Berlín, capital de Alemania. Fue la sede del Reichstag en tiempos del II Imperio alemán (1871-1918) y más tarde del parlamento de la República de Weimar (1919-1933). Desde 1994 se reúne allí cada cinco años la Asamblea Federal (Bundesversammlung) para elegir al presidente de Alemania (Bundespräsident) y desde 1999 es el lugar de reunión del parlamento alemán (Bundestag).El edificio, diseñado por Paul Wallot, terminó de construirse en 1894 siguiendo un estilo neorrenacentista. En 1933 fue víctima de un incendio provocado cuya autoría no llegó a esclarecerse del todo. Al final de la Segunda Guerra Mundial, durante la Batalla de Berlín, fue escenario de cruentos combates y resultó seriamente dañado. En la década de 1960 se realizaron las reformas más urgentes. El aspecto que tiene en la actualidad lo adquirió durante unas obras en los años 90, responsabilidad del arquitecto británico Sir Norman Foster.
  • Check Point Charlie: Como consecuencia del intento, por parte de la jefatura del SED, de restringir los derechos que como aliados tenían en Berlín las potencias occidentales, en octubre de 1961 tanques soviéticos y estadounidenses se posicionaron enfrentados con munición pesada.El Checkpoint Charlie fue escenario de huidas espectaculares de Berlín Este, algunas especialmente trágicas como la muerte de Peter Fechter, desangrado en 1962 ante los ojos de los que habitaban Berlín Oeste.

    El punto de control fue demolido el 22 de junio de 1990, de modo que salvo el Museo del Muro del Checkpoint Charlie no quedó nada que lo recordase, hasta el 13 de agosto de 2000, cuando se inauguró una reconstrucción de la primera caseta de control, idéntica salvo en los sacos de arena, que ahora están rellenos de cemento.

    En la actualidad, el Punto de control Charlie es una de las atracciones turísticas de Berlín. Aparte del puesto, también se puede ver el museo dedicado a la historia del muro, la última bandera del Kremlin y varios fragmentos de la separación alemana. Del 31 de octubre de 2004 al 5 de julio de 2005, hubo también un polémico monumento a las víctimas del régimen de la RDA.

  • Neue Wache: La verdad es que este monumento da un poco de claustrofobia: Nueva Guardia (en alemán Neue Wache), edificio diseñado por el arquitecto alemán Friedrich Schinkel, es un importante referente del estilo neoclásico alemán con un portal dórico.Su construcción fue terminada en 1818. Está ubicado en la ciudad de Berlín sobre el bulevar Unter den Linden próximo a Bebelplatz —antigua Plaza de la Ópera— y al lado del Zeughaus, hoy ocupado por el Deutsches Historisches Museum. Está enfrente del edificio de la ópera o Staatsoper Unter den Linden.

    Originalmente cuartel de las tropas del príncipe de Prusia, se usa desde 1931 como edificio votivo en el rediseño debido a Heinrich Tessenow. Tessenow abrió en el centro un óculo o luz circular al exterior.

    Fue monumento a las víctimas del fascismo durante la existencia de la Alemania Oriental o RDA.

    Actualmente es un monumento recordatorio a las “víctimas de guerra y dictadura” y bajo el óculo se halla la estatua Madre con hijo muerto de Käthe Kollwitz, también llamada La Pietá Kollwitz. Expuesta al sol, lluvia y nieve, simboliza el sufrimiento de los berlineses durante la Segunda Guerra Mundial1​

  • Tiergarden: En sus primeros años fue una zona de caza y posteriormente pasó a ser una gran zona verde para uso y disfrute de los berlineses. Tiergarten significa jardín de animales, en recuerdo de cuando era lugar de deleite de la aristocracia prusiana como coto de caza de jabalíes y ciervos.
  • Museo topografía del terror: En 1933 el edificio neobarroco que ocupaba ese lugar se convirtió en la sede de la temida GESTAPO, la Policía Secreta del Estado. Los que se oponían al régimen de Hitler acababan allí, donde eran sometidos a interrogatorios y continuas torturas en los sótanos del edificio.
  • Charlottenburg: Charlottenburg fue una ciudad independiente fundada en 1705, que quedaba al oeste de Berlín, hasta que fue incorporada al “Groß-Berlin” (Gran Berlín) y transformada en un barrio. Debe su nombre a la reina consorte de Prusia Sofía Carlota de Hannover.Durante la Guerra Fría constituyó un área central de Berlín Oeste; la estación Berlin Zoologischer Garten se convirtió en estación central de esta mitad de la ciudad dividida y el barrio ofreció una gran cantidad de edificios culturales y comerciales. Después de la Reunificación de Alemania, el barrio perdió importancia en beneficio de Berlín-Mitte. Sin embargo, el oeste de Berlín es aún la principal zona para compras y oferta cultural.

    Tras la reforma administrativa de Berlín de 2001, fue unido a Wilmersdorf para hacer un distrito de un nuevo barrio llamado Charlottenburg-Wilmersdorf. Más tarde, en 2004, los distritos del nuevo barrio se reordenaron, dividiendo el antiguo Charlottenburg en los distritos Westend, Charlottenburg-Nord y Charlottenburg.

    En 2005, Charlottenburg cumplió su 300.º aniversario.

    Charlottenburg está hermanado con Linz, Trento y Lewisham en el sureste de Londres, Inglaterra.

  • Catedral de Berlín: El edificio fue construido entre 1895 y 1905. El lugar donde se encuentra este edificio lo ocupaba anteriormente una catedral barroca construida por Johann Boumann culminada en 1747 y posteriormente remodelada en 1822 por el arquitecto berlinés Karl Friedrich Schinkel en estilo neoclásico. Esta catedral fue demolida en 1894 por orden del emperador Guillermo II y fue reemplazada por la actual, diseñada por Julius Raschdorff en estilo neobarroco de fines de siglos XIX e inicios de siglo XX.Durante la Segunda Guerra Mundial, el templo quedó seriamente dañado por los bombardeos. Hasta 1975, fecha en la que comenzaron los trabajos de reconstrucción, se colocó un techo provisional para proteger el interior. Estos trabajos concluyeron en 1993,1​ con un nuevo diseño de la parte superior más simple y de menor altura que el original.
  • Potsdamer Platz: Originalmente, la Potsdamer Platz no era más que un cruce de caminos en una de las puertas de la ciudad de Berlín. El área donde se ubica se conocía como “Platz von dem Potsdamer Tor” (Plaza de la Puerta de Potsdam) hacia 1838, cuando se inauguró allí la estación de tren de Potsdam. Desarrollada en pocas décadas, pasó de ser un tranquilo suburbio rural a ser una de las plazas más concurridas de Europa, llegando a ser más famosa que su vecina Leipziger Platz. Después del establecimiento del Imperio alemán en 1871, la Potsdamer Platz experimentó un auge en la construcción: Berlín estaba empezando a florecer económicamente y los ciudadanos más acaudalados se mudaban a las puertas de la ciudad, construyendo las famosas villas en Tiergarten. Durante este auge constructivo, fue inaugurado el Gran Hotel Bellevuenota 1​ en 1888, seguido del Hotel Palast, inaugurado en 1893. El Hotel Fürstenhof les siguió en 1907 y un año después abrió sus puertas el Hotel Esplanade, diseñado por el arquitecto Otto Rehnig, quien también diseñó el Hotel Excelsior, inaugurado el 2 de abril de 1908.
  • Catedral Francesa

Si tengo que resumir Berlín me quedaría con una frase que nos dijo una guía: ‘Hitler pretendía hacer una capital para 9 millones de habitantes, antes de la guerra eran 4 millones, después de la guerra eran 2, a día de hoy son 3. De ahí tanto espacio en Berlín’.

No me ha parecido una ciudad excesivamente cara, aunque sí que es cierto que lo es. Se puede notar que los impuestos de los Berlineses no son para el transporte, prepárate para paradas de Metro donde cualquier cucaracha puede encontrar su paraiso, vagones al son con las paradas y un aeropuerto que francamente sigo sin entender cómo puede ser un aeropuerto internacional de una capital tan importante.

 

¿Qué comer en Berlín?

Por último, e ignorando las Currywust que salvo para un almuerzo no os la recomiendo, os adjunto el único restaurante que he visto comida alemana que valía la pena, aunque tengo que admitir que en la calle dónde se encuentra el siguiente restaurante, podéis encontrar alternativas

http://julchenhoppe.de/

No hablan castellano, aunque sí que tienen carta en castellano y, pese a lo que parezca, camareros muy simpáticos. (sí, un poco caro)

  1. Eisbein, codillo de cerdo acompañado de puré de guisantes y chucrut.
  2. Kasseler, filetes de cerdo ahumado y en salazón, parecido a la chuleta de sajonia de España.
  3. Boulette, albóndigas de carne.
  4. Berliner Schnitzel, filetes de cerdo o pollo empanado.
  5. Salchichas alemanas, como la Bockwurst o la Currywurst, ésta última es la salchicha más consumida en Berlín, se sirve acompañada de ketchup y curry en polvo.
  6. Aal grün, plato de anguila servido con salsa de hierbas aromáticas, de ahí su característico color verde.
  7. Kartoffelsalat, ensalada de patatas.
  8. Rollmops, filetes de arenque enrollados, se trata de uno de los aperitivos más consumido en toda Alemania.

 

Comments

comments